Descripciones

publicado en: Piedra, Cuentos Despistados | 0

 

303742_2450969836256_209072154_n

Deslizándome por los raíles de la emoción,

miro a través del transparente cristal

y veo un cielo azul plagado de nubes

modeladas a su antojo por una mano

infantil y juguetona.

El prado azul es, pues, una aventura interminable;

En él encontramos un ratón asustado

que corretea temeroso porque un gato

enorme y despiadado

le está pisando los talones.

También vemos un osito de peluche

que amistosamente nos saluda

con la intención de recordarnos que

el día nos traerá buenas nuevas.

Además se desliza por los aires

un dragón chino que con cara

de muy buenos amigos

abraza al que se interpone

en su camino.

Es por eso que

observo el cielo

y deslizándome por los raíles

de la emoción voy caminando hacia él.

Me reconforta saber

que seguiré moldeando nubes

creadoras de aventuras impensables

que siempre serán expuestas en el cielo,

en el cielo…

de tus brazos.

Ilustración: Paula Cabildo

Texto: Jose Paniagua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.